“La frontera norte de México empieza en el sur”

Dentro del ciclo “Porque las siguen matando” se presentó en Casa América Cataluña la mexicano catalana Isabel Vericat, abogada y traductora, premio Miguel Gil Moreno 2008, con la ponencia “La mujer en el paisaje de las fronteras Norte y Sur”, charla que arrancó con la presentación del corto de su autoría “Bajo el Tacaná, la otra frontera: México-Guatemala”, trabajo de campo que forma parte de un proyecto que según la misma autora termina en Ciudad Juárez. Filme realizado en la zona del Soconusco que desnuda la tragedia de la inmigración poniendo en el centro del discurso a la mujer centroamericana. Un mundo donde converge el narcotráfico, la pobreza, los agentes de migración, los polleros, las bandas, la miseria, las adicciones, el asalto, el asesinato, Los Maras, las ejecuciones, el racismo entre iguales, la policía mexicana, en fin, las fuerzas en equilibrio en una región de nuestro México que parece olvidada por el resto del país, donde el dinero lo compra todo y la ley se hace cada día bajo la tutela del poder, venga éste de donde venga.
En medio de este barrizal Isabel encuentra la fórmula para dejar un testimonio que por momentos desensambla la tragedia y nos presenta a las protagonistas, mujeres incombustibles, hablando de ilusiones, retos y dificultades para alcanzar el supuesto paraíso del dólar, con esa su voluntad inamovible para conseguir el objetivo que sigue haciendo girar el mundo: mejorar su vida y la de sus hijos. Así las vemos y las escuchamos, guapas y sonrientes, sin perder la fe y atrapadas las más de las veces en las redes del crimen. Mujeres que acompañan al marido, al hermano, al padre como mercancía de trueque: 50 pesos “por una hora”, de los cuales la mitad se queda el establecimiento donde presta sus servicios disfrazada de camarera, o en el bolsillo del chulo que las “protege”. Un paisaje bucólico en el trópico de lo que constituye una misma región hasta el Darién, más allá de las fronteras del hombre, parte que fue de la Capitanía General de Guatemala parece seguir llevando una vida autónoma de lo que era entonces el virreinato de la Nueva España, hoy México. Amaneceres de selva que llevan de fondo el traqueteo del “tren fantasma”, convoy de carga que lleva apiñados sobre sus lomos hermanos de raza con el rostro del fugitivo. Jornadas que dejan tras de si, entre las vías, cuerpos rotos arrojados por el pollero que ya cobró su cuota, por los Maras que asaltan con impunidad o por el compañero ocasional que así se hace con las mínimas pertenencias del hermano.
Isabel insiste en dejar de centrar la mirada en la prostitución como estigma, la mujer, en este caso la centroamericana, ha aprendido a utilizar su cuerpo como arma de sobre vivencia en un mundo donde el abuso comienza desde la infancia. Es ahí donde los esfuerzos por erradicar esta práctica deben comenzar: educación, protección al menor, castigo al abusador, leyes claras y un largo etcétera que pasa por un compromiso de transparencia, responsabilidad y de exigencia a unas autoridades que en el mejor de los casos permanecen indiferentes ante una realidad que las rebasa.

El Premio Miguel Gil Moreno, otorgado a Isabel, tiene fundamento en una épica que, como suele suceder con muchas de ellas, terminan en tragedia. Miguel Gil Moreno de Mora a sus 32 años y trabajando para la Agencia A.P., es emboscado y muerto por guerrilleros cuando cubría el conflicto armado en Sierra Leona, Mayo de 2000. Abogado de profesión decide abandonar su prometedora carrera para seguir sus ideales y marchar a los Balcanes desde donde comienza a enviar reportajes que pronto son publicados en la cadena Ser y otros medios, “dar voz a los que no la tienen” era su objetivo. Más tarde cambia el teclado por la cámara y solía decir que “hay historias donde lo más peligroso no es arriesgar la vida por contarlas, sino dejar de filmarlas”, con su testimonio deja constancia hasta donde fue capaz de llevar sus principios.
A su muerte familiares y amigos deciden organizar la Fundación que lleva su nombre y desde el 2002 otorga el premio que con cada emisión gana en prestigio. El correspondiente a su V entrega, por poner un ejemplo, fue para quien es considerado uno de los mejores periodistas de todos los tiempos y además maestro de Isabel Vericat, Ryszard Kapuscinsky quien al recibirlo se refirió a Miguel como un reportero que “se puso al servicio de las víctimas de los conflictos bélicos”. La Fundación tiene como objetivo apoyar a periodistas y reporteros en misiones de riesgo, con el único objetivo de contribuir a la consecución del sueño y memoria de un profesional que supo comprometer la exigencia del oficio con sus ideales.
XXXX
Para cambiar de tema esta semana los diarios europeos han destacado las noticias sobre el endurecimiento de nuevas leyes para la inmigración; sobre la necesidad de establecer jornadas laborables de 65 horas a la semana; sobre los desastres y la pérdida de vidas por los fenómenos que llevan la firma del calentamiento global; sobre el tema del agua que se vuelve un bien escaso; sobre el precio de los cereales que, solo mover una décima en las bolsas de los países desarrollados, deja en la hambruna a miles de niños y habitantes de países del llamado tercer mundo. Destaca la preocupación mundial por el precio del petróleo, asunto que parece ser el detonante de una nueva era en la historia de la humanidad como vaticina Joaquim Sampere, autor del libro “El fin de la era del petróleo barato”. Para muestra de lo anterior hemos sido testigos cómo las góndolas de los alimentos frescos en los supermercados se vaciaron y algunos quioscos no tuvieron los diarios a tiempo para desesperación del suscriptor, habían pasado solo un par de días de la huelga de los transportistas.
Hemos consumido la mitad del petróleo existente en el planeta, nadie duda ya de la necesidad de incorporar las energías renovables a nuestra vida cotidiana, pero los más pesimistas aseguran que es demasiado tarde para tener a tiempo un sustituto al elemento fósil; sobre todo, para lograr un cambio indispensable en esta sociedad que bien auto clasificamos de consumo y que parece que con los tomates de nuevo en los supermercados ha vuelto a dormir tranquila para seguir soñando con las vacaciones de verano.

Barcelona Junio 27, 2008.